Florina Precub – 2ºBach A

 

Desde mi infancia me he sentido atraída por la cultura y el arte. Llegaba del colegio y tras las comidas deliciosas que me preparaba mi madre, empleaba la mayoría del tiempo creando figuritas con plastelina o haciendo intentos de pintura abstracta. Con 9 años me empecé a sentir atraída por el mundo de la poesía y me apasionaba tener los periódicos y revistas que traía mi padre en mano,  aunque no entendía la mayoría de cultismos que aparecían. Me encantaba realizar este tipo de actividades aunque mi pasión siempre ha sido la música. Lo comprobaba yo misma en cada clase de canto que realizaba, en cada audición, en cada aplauso recibido.

Con 16 años estaba estudiando 1º de Bachillerato con el objetivo de seguir estudiando en la universidad la carrera de Psicología. Tuve la suerte de que ese mismo año se empleaban clases de Psicología como una optativa a elegir. Éramos un grupito reducido y las clases eran muy ligeras, donde aprendíamos a base de nuestras propias experiencias, lo que hacía que la relación alumno-profesor fuera muy buena. Un día, nuestra profesora nos invitó a conocer un espacio de innovacion y creaccion; «Las Naves, Espai Mutant». No sabía de lo que se trataba hasta que me vi rodeada de cuadros, exposiciones, diferentes actividades, una sala muy original donde había un grupito de estudiantes realizando sus tareas en una mesa con diseño de ping-pong, salas de ensayo, fotografía e incluso un estudio de grabación. Me quede mirando a mi alrededor como una niña, sin poder creer en lo bien que me hacía sentir ese lugar. Seguidamente entramos en un espacio que estaba en construcción en aquel momento. No esperaba llevarme tal sorpresa, ¡Era un teatro con un escenario enorme! Pudimos subir encima de él mientras un trabajador del espacio nos explicaba sus metas y las innovaciones que tenían pensado realizar. No lo escuchaba casi, me quedé atrapada en mi mundo. Mi pasión por la música se hizo notar en aquel momento. Me quedé mirando las sillas de los espectadores por un segundo, vacías, pero eso no impedía que mi imaginación volara. Me imaginaba a personas aplaudiendo y seguidamente saqué una sonrisa. En un solo instante pude recordar todas mis audiciones realizadas, videos y momentos que no cambiaría, que me hacían estar cada vez más cerca de mi sueño. Esta vez era diferente, ese escenario me hacía sentir grande.

Tras un año, el teatro ya estaba construído, tenía mucha curiosidad por verlo. Tuve la suerte de poder contribuír como voluntaria, cosa que me encantaba.

Las Naves me hacía recordar el gran amor que le tenía al arte, a la cultura, a experiencias y aprendizajes nuevos. A día de hoy sigo estando cerca de este espacio disfrutando de las nuevas innovaciones, cultura, arte. Estoy agradecida de que existan lugares como estos, donde uno se puede sentir como en casa.

                                                             Florinna P. 2º Bachillerato

Other face de Florina Precub

 

Autor: Marcos Martínez

From the beggining of the new millenium. Headmaster of Hope's Peak Academy and "Imagin-Arte IES Baleares"'s web blog.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: